Remedios Caseros para gastritis nerviosa

 

La gastritis nerviosa es una enfermedad bastante molesta que suele disminuir la calidad de vida de quienes la padecen. Comparte en su mayoría muchos de los síntomas de la gastritis clásica, pero no llega a inflamarse el abdomen. Por lo demás, puede que sientas pesadez, ardor o nauseas producto de una condición emocional como la ansiedad o el estrés. ¿Es tu caso lo que acabas de leer? Entonces es momento de que conozcas unos remedios naturales para la gastritis nerviosa.

A pesar de que siempre puedes emplear remedios caseros para gastritis nerviosa, el tratamiento adecuado es el terapéutico o psicológico para atacar el problema de raíz. Ya que la principal causa son los problemas emocionales. Para muchos, el hecho de eructar con frecuencia, la acidez o que no puedan terminar su comida son los primeros signos de que algo lo está afectando a nivel nervioso o psicológico.

La presencia de esta condición física es motivo de preocupación para quienes la padecen, pues llegan a creer que degenera en la aparición del cáncer. Pero hay que ser enfáticos, que aunque la gastritis nerviosa comparte muchos de los síntomas y características comunes que la gastritis clásica, esta no llega a convertirse en cáncer estomacal. O eso ha demostrado los estudios médicos.

Los remedios para gastritis nerviosa pretenden brindar una solución o alternativa diferente a la persona de origen natural. Lejos de los componentes sintéticos de los tan recomendados antiácidos o de los protectores gástricos. Un cambio en la alimentación diaria, la inclusión de ciertos ingredientes y bebidas orgánicas y hasta la relajación pueden contribuir enormemente a la mejoría del paciente.

No te sometas ni un minuto más al indeseado malestar generado por esta enfermedad. Conoce algunos de los remedios caseros para gastritis nerviosa para que comiences a notar resultados visibles, que ganen la lucha entre tu estómago y tus emociones.

9 remedios caseros para la gastritis nerviosa

Come semillas de hinojo y girasol

Lo primero que debes hacer, es incluir en tu ingesta diaria alimentos que faciliten en gran medida la digestión o puedan servir como un aliciente para mitigar la pesadez estomacal. Uno de los remedios naturales para la gastritis nerviosa es preparar una combinación de semillas de hinojo y girasol.

El aceite natural de ambas semillas funciona como un bálsamo para proteger las paredes gástricas y aislar el dolor durante el proceso digestivo. Para su aplicación, debes tomar un puñado de ambas semillas y freír son aceite en una cacerola por alrededor de 2 minutos. Luego, solo tienes que triturar un poco y comer una cucharadita luego de cada comida.

Esta opción es natural y no requiere de una gran preparación. Si de verdad buscas remedios para mejorar el trabajo de tu estómago, esta combinación de semillas de hinojo y girasol es el mejor digestivo que puedes utilizar estando en casa.

CONSEJO Nº 1: Come algo ligero cada 3 o 4 horas. Es importante que mantengas el estomago lleno con alimentos ligeros, así evitas que los jugos gástricos empeoren los síntomas de la gastritis nerviosa

Toma agua de arroz

El arroz es conocido por sus altos contenidos en fibra y antioxidantes, convirtiéndolo en un aliado para contrarrestar el ardor o la pesadez estomacal. Pero incluso su agua puede facilitar el proceso de descomposición de ciertos alimentos y hasta sirve como calmante para regular el sistema nervioso.

Para obtener agua de arroz vas a necesitar apenas una taza de agua y 4 cucharadas soperas de arroz. Coloca a hervir el líquido y cuando entre en ebullición, agrega el arroz y de reposar fuera de la cocina por al menos 1 hora. Esa especie de infusión restante de la preparación, deberás beberla unas 3 veces por día.

Al beber el agua de arroz con frecuencia durante el día facilitas el proceso digestivo y eliminas los síntomas que la gastritis nerviosa puede generar en ti. Vas a sentir más ligero tu abdomen y sin duda alguna no tendrás que tomar antiácidos para combatir esta condición.

¡Relájate!

Uno de los remedios para gastritis nerviosa más efectivos es la relajación. Debido a que la causa principal de esta enfermedad es el estrés, el nerviosismo, la ansiedad o la depresión, lo ideal es que puedas relajarte para evitar su aparición. Si te sientes afligido por alguna situación, trata de no dedicar demasiado tiempo a pesar en ello.

Puedes buscar distracciones diarias que contribuyan a despejar tu mente y a calmar tu sistema nervioso. Prueba con algunos simples ejercicios prácticos de respiración o meditación. Sal a caminar, ejercítate o arma un rompecabezas. Simples cosas pueden ayudarte. Aunque también es recomendable que pidas la asistencia de un psicoterapeuta cuando el problema es más profundo.

Las emociones y la mente suelen generar situaciones desfavorables que se reflejan sintomáticamente en otras partes del cuerpo. Un ejemplo claro de ello es la gastritis nerviosa. Por tal motivo, lo ideal es que puedas encontrar un equilibrio o mantengas el control emocional, para evitar que la gastritis disminuya tu calidad de vida.

CONSEJO Nº 2: Bebe mucha agua. Mantener hidratado es fundamental para eliminar la propagación de bacterias estomacales durante la gastritis. Además, puedes disminuir la acidez o ardor consistente en tus peores días.

Consume mucho perejil

Si no lo sabías, el perejil es una rica fuente de calcio, potasio y fósforo, minerales adecuados para restablecer el sistema nervioso. Además, tiene efectos diuréticos que sirven para mejorar el proceso digestivo. Pero, ¿cómo aplicar este remedio natural?

Tiene distintas formas de aplicación para que aproveches al máximo sus propiedades naturales. Primero, puedes preparar un licuado de perejil para tomar a diario. Agrega al menos unos 200gr de esta hierba y mezcla con una jarra de agua. Toma 2 vasos diarios mínimo de este brebaje para que puedas absorber todos sus minerales y nutrientes.

Segundo, puedes añadir perejil a todas tus comidas. Ensaladas, aves, aderezos, ¡todo! Lo importante es que de verdad incluyas en tu ingesta esta hierba aromática y sus muchos beneficios. Pronto vas a notar como regulas la digestión y te sientes mucho mejor.

Incluye la hierbabuena en todas las preparaciones

Son muchos los efectos de la hierbabuena sobre el sistema digestivo, ya que tiene propiedades antiespasmódicas y antibióticas, por lo que es recomendable emplearla para combatir la gastritis nerviosa. Ha demostrado ser útil para desinflamar las paredes estomacales y para disminuir el ardor constante.

De los remedios caseros para gastritis nerviosa, la hierbabuena puede aportar frescor y buen gusto a cada plato que prepares. Agrega a todas las preparaciones sin excepción: ensaladas, sopas, aves, jugos o zumos, etc. También, puedes probar a masticar un puñado de hojas de hierbabuena luego de cada comida.

El aceite esencial de la hierbabuena evitará que continúes con el malestar producto de la gastritis y encuentres algo de alivio digestivo. Además, su sabor agradable puede incluso disminuir tus náuseas cuando son insoportables. Intenta con este simple ingrediente natural para mejorar en poco tiempo.

Toma té de manzanilla

La manzanilla es uno de los ingredientes naturales más recomendados en esta situación. Sobre todo porque sus propiedades resultan beneficiosas tanto para el sistema nervioso, como para el digestivo. La flor de manzanilla es reconocida por sus efectos para eliminar los gases, mitigar el dolor estomacal y hasta para mejorar la digestión.

Pero es que su aceite esencial también sirve para restablecer el sistema nervioso, controlar la ansiedad y disminuir el estrés al calmar nuestros nervios. La manzanilla es de esos remedios para gastritis nerviosa que no pueden faltar en ningún hogar.

Basta con que agregues un puñado de manzanilla a una taza de agua hirviendo y dejes cocinar por unos 3 a 4 minutos. Finalmente, solo debes dejar reposar la infusión para beber varias veces al día. Este té te hará sentir regenerado desde diferentes ángulos y ya no tendrás que preocuparte demasiado por la gastritis nerviosa.

Integra la avena a tus desayunos

La fibra de la avena es útil para acelerar la digestión, así que puedes consumirla durante cada desayuno todas las mañanas. Este simple ingrediente puede ser el comienzo para tu recuperación, ya que va a aligerar la transformación del resto de alimentos que consumas durante todo el día.

Los médicos suelen recomendar la ingesta de avena cuando existe la presencia no solo de gastritis de cualquier tipo, sino también de úlceras. Su composición puede acelerar la recuperación de la flora intestinal y disminuir la acidez. Como sea, trata de que no falte avena en tu desayuno y benefíciate de este ingrediente natural.

Bebe linaza

Si, la linaza es uno de los remedios caseros para gastritis nerviosa, pues se trata de una oleaginosa funcional para el tratamiento de los problemas estomacales y síntomas relacionados. Asegúrate de contar con ella en el combate de esta molesta enfermedad y te vas a recuperar antes de lo que crees.

La preparación de este remedio con linaza solo requiere que viertas 2 cucharas soperas de linaza a una jarra de agua, y dejes reposar por unas 24 horas. Por último, solo tienes que colar los restos y beber el agua fermentada. Es la manera adecuada de que puedas absorber sus nutrientes y sirva para mejorar los síntomas de la gastritis nerviosa.

CONSEJO Nº 3: Evita las bebidas alcohólicas. El alcohol es el peor enemigo para la gastritis nerviosa, ya que irrita la mucosa estomacal. SI no quieres sentirte peor, olvídate de ingerir este tipo de bebidas.

No te olvides el zumo de pera y plátano

Tal vez no lo sepas, pero tanto la pera como el plátano contienen enzimas que pueden ayudar a eliminar la inflamación de las paredes estomacales. Puedes preparar un zumo con ambos ingredientes para maximizar el resultado.
Lo único que necesitas es una pera y un plátano verde, pues maduro puede empeorar algunos rasgos de la gastritis nerviosa. Pica en trozos y licua con un ¼ de agua. Bebe 2 veces al día para que la mucosa gástrica se regenere con facilidad y el malestar desaparezca. Los remedios naturales para la gastritis no tienen que saber mal, y pueden tratarse de zumos increíbles como este.

¿Cómo puedo controlar la gastritis nerviosa?

Si buscas controlar los síntomas de la gastritis nerviosa, puedes cambiar tus hábitos o mejorar tu alimentación para obtener una mejoría inmediata. Sigue los siguientes consejos para disminuir el impacto de esta molesta enfermedad.

¡Olvídate de fumar! Es lo peor que puedes hacer “para calmar tus nervios”. La nicotina solo va a empeorar tu estado emocional. E incluso va a acelerar la producción de ácido en tu estómago. Si bien no todo se trata de remedios caseros para gastritis nerviosa, también puedes cambiar tus hábitos y generar un impacto positivo en tu calidad de vida.

Evita los ácidos y las bebidas gaseosas. Ya debes saber que el ácido ha de empeorar la indigestión y las náuseas que puedas sentir, así que no consumas nada que pueda tener esta característica. Igualmente las bebidas gaseosas, pues su efervescencia puede remarcar la acidez o ardor que puedas sentir.

Intenta no estresarte. Es algo bastante difícil para muchas personas, pero es lo ideal si se pretende controlar la gastritis nerviosa. Siempre puedes cambiar un poco tu rutina, despejar la mente o hablar con alguien sobre tus problemas. Es lo mínimo que puedes hacer para no acumular tensión que luego se convierta en algo mucho peor y se manifieste de forma física.

Los remedios naturales para la gastritis nerviosa pueden ser una alternativa a los muchos medicamentos y recomendaciones médicas para tratar la enfermedad. Solo de ti depende controlar tu mente y evitar la aparición de este desagradable cuadro clínico.

 

¿Te ha gustado el artículo?