Remedios Caseros para Quitar Humedades en Casa

Una de las cosas más desagradables es entrar a un ambiente, y no poder respirar por el alto nivel de humedad. Y suele ocurrir en muchos hogares, en los que tienen diferentes problemas estructurales que la promueven. Pero lo que hay que resaltar es que la humedad puede ser peligrosa para nuestro estado de salud. ¿Por qué? Por muchas razones, así que lo mejor es que pienses en distintas maneras de quitar humedades en casa.
A veces eliminar la humedad no es tan fácil, ya que puede ser algo profundo que requiere de la reparación de paredes, suelos o tuberías. No basta solo con emplear algún remedio casero para quitar la humedad, sino que se debe ir más allá. Esta puede ser una cuestión de seriedad, ya que un alto nivel de humedad puede conllevar enfermedades respiratorias e infecciosas para quienes están expuestos a ella.

Hay que tener en cuenta que la humedad es la acumulación de bacterias y hongos que proliferan por las condiciones de humedad en paredes, rincones, muebles, o en casi cualquier lugar. Y puede llegar a ser una verdadera pesadilla si no se trata a tiempo. Estos microorganismos emanan gases tóxicos que pueden ser perjudiciales para la salud de quien está expuesto a ellos constantemente.

Las causas de la aparición de la humedad pueden ser una tubería rota, la humedad proveniente del suelo o por una mala impermeabilización de los techos. La acumulación de agua en un sitio puede promover este problema. Si es tu caso, debes conocer de algunos remedios caeros para deshacerse de la humedad en casa. Eso sí, antes debes examinar bien el motivo por el cual hay humedad, tal vez debas hacer algunas reparaciones.

Con apenas unos sencillos pasos o ingredientes naturales puedes quitar la humedad de una habitación. Presta a atención a los siguientes remedios caseros, y pon en práctica el que mejor prefieras. Resguarda tu saluda y la de los tuyos y comienza a respirar aire fresco de una vez por todas.

10 Remedios Caseros para Las Humedades

Mejora la calidad del aire en casa, y empieza por eliminar la humedad presente. Puedes usar plantas, bicarbonato de sodio o sencillamente no hacer ciertas cosas, como colgar la ropa mojada dentro. Así evitas la proliferación de hongos y bacterias que puedan disminuir tu nivel de vida. Aplica los siguientes remedios caseros y observa el cambio:

Vierte Sal Marina

Si no lo sabías, la sal marina es un ingrediente realmente efectivo para absorber la humedad. Ya desde la antigüedad era usada para la conservación de los alimentos y disminuir sus niveles de líquidos. Pero también se sabe que puede ser útil para evitar la condensación del aire, y que la humedad aparezca en paredes y techos.

¿Piensas en cómo quitar la humedad de una habitación? Ten en cuenta la sal marina. Puede usarla en cualquier lugar de la casa para contrarrestar la humedad. Puedes verter pequeñas cantidades al pie de las paredes en algunas zonas. O puedes colocar un puñado de sal en pequeñas bolsas, y colgar en el armario y en el cuarto de lavado. Eso sí, para mantener su efecto, debes cambiarla constantemente. Al menos cada 2 semanas.

Nada mejor que la sal marina para quitar la humedad en paredes soluciones caseras, y mejorar la calidad del aire. Y lo que es mejor, resulta una alternativa bastante económica por la que no tienes que pagar demasiado. Usa sal marina y nota el cambio en el ambiente.

Usa Carbón Activado

Recientemente, hemos visto como el carbón activado forma parte de muchos remedios caseros que son recomendados para distintas situaciones. La humedad no es la excepción, y puede ser combatida con este ingrediente orgánico. Bien se sabe que la estructura del carbón es porosa, y resulta funcional por su gran capacidad de absorción. Por tal motivo, puede servir para mejorar el aire.

Se puede aplicar de distintas maneras para quitar la humedad. La primera de ellas es que puedes crear una pasta con polvo de carbón activado y un poco de agua, y aplicar directamente sobre las manchas de moho o humedad. No es una alternativa práctica, sobre todo si tiene que usarse sobre paredes blancas o de color claro. Pero el carbón puede absorber toda la humedad. Basta con emplear la pasta y dejarla por 24 horas. Luego solo hay que retirar, y tal vez dar una mano de pintura a la pared o superficie.

Segundo, se puede colocar un poco de carbón en polvo en distintas bolsas pequeñas y colocar estratégicamente en armarios, bajo la escalera o en algunos rincones del hogar. Para retirar la humedad en paredes soluciones caseras como el carbón activado son la mejor opción. Olvídate del peligro de los hongos y bacterias, pues pronto habrán desaparecido con este sencillo remedio.

Frota con Vinagre Blanco

La acidez del vinagre blanco lo convierte en un remedio casero para combatir el moho y el hongo, ya que son organismos particularmente sensibles a su composición. El vinagre, además de eliminar la humedad y las bacterias, también remueves con facilidad las manchas oscuras que pueden dejar. Es una solución para las separaciones de los azulejos del cuarto de baño, y las encimeras de las cocina.

Puedes utilizar el vinagre blanco con un atomizador. Mezcla 1 una parte de vinagre por 3 de agua, y rocía sobre la superficie enmohecida. Puede aplicar esta mezcla la noche antes, y frotar con agua y jabón al día siguiente. Pero si no observas un cambio, puedes aplicar el vinagre puro. Lo importante es que lo dejes actuar por un tiempo para quitar la humedad por completo.

Siempre puedes repetir la aplicación de vinagre para eliminar la humedad, por lo menos una vez por semana para observar el resultado. Asegúrate de proteger tus manos cuando lo hagas, ya que puede se pueden maltratar por el vinagre. No lo pienses más si buscas cómo quitar la humedad de una habitación, frota con vinagre y ¡listo!

Tiende la Ropa Húmeda Fuera de Casa

No es precisamente un remedio para combatir la humedad, pero si una práctica que debes emplear. Evita tender la ropa húmeda dentro de casa. La principal razón, es que mientras cada prenda se seca transfiere su humedad al ambiente y puede acumularse en algunas zonas del lugar.

Para quitar la humedad de una habitación, no cuelgues camisas o pantalones mojados sobre los muebles. Es lo peor que puedes hacer. Sal y cuelga afuera, al sol y al aire libre. Si tienes esta costumbre cada vez que llegas de la playa o la piscina, puede ser el motivo de que algunas paredes se oscurezcan, o los muebles huelan de forma desagradable. La acumulación de líquidos sobre algunas superficies permite la multiplicación de las bacterias y hongos causantes de esto. Ya lo sabes, deja fuera la ropa húmeda y todo va a estar bien.

Utiliza Bicarbonato de Sodio con un Poco de Agua

Como remedio casero, el bicarbonato de sodio siempre ha sido empleado para combatir los malos olores, para absorber la humedad y eliminar manchas profundas. Deshacerse de la humedad en casa a veces puede parecer complicado, pero la respuesta está en ingredientes tan sencillos como el bicarbonato.  Eso sí, antes de recurrir a un remedio como este, revisa que el problema no sea mucho más profundo, como una avería en la tubería de agua o mal aislamiento.

Si ya decidiste usar bicarbonato, ten en mente que puedes colocar un poco de él en un frasco y dejarlo abierto en algunos rincones de la casa. Principalmente, donde haya rastros de moho. Es una manera efectiva de quitar la humedad, y mejorar el olor y la calidad del aire. Además de ser una alternativa barata y muy simple.

Pero si quieres ver resultados visibles, puedes agregar bicarbonato de sodio a una cubeta de agua, y frotar directamente sobre las paredes enmohecidas. Usa un cepillo de cerdas suaves, y lava hasta que los restos de hongo hayan desaparecido. El bicarbonato va a absorber todo el agua contenida en las paredes, pisos o superficies. Para eliminar la humedad, el bicarbonato es la solución.

Coloca Plantas dentro del Hogar

No hay remedio casero más natural y sencillo, que colocar plantas en toda la casa para contrarrestar los efectos de la humedad. Cada planta tiene la capacidad de absorber el aire en su entorno y purificarlo a través de su sistema orgánico. Si quieres quitar la humedad de una habitación y decorarla al mismo tiempo, con una planta tienes.

Mientras más plantas tengas dentro de la casa, mejor será la calidad del aire. Y  evitas que las bacterias y hongos puedan propagarse por todo el ambiente. Puedes usar helechos, palmeras o las plantas que mejor te agraden. Asegúrate de cultivarlas en macetas o recipientes que puedan contener el agua sin humedecer el piso.

Pronto vas a notar como el aire se siente más fresco gracias a las plantas. Cómo quitar la humedad de una habitación ya no tiene que ser un problema sin solución. Puedes recurrir a opciones simples y naturales como las plantas, y erradicar el problema en muy poco tiempo.

Emplea Borato en las Manchas de Humedad

El borato es un compuesto químico que tiene gran capacidad de absorción, y sirve también para eliminar los malos olores. Aunque si es cierto que es una sustancia tóxica que debe ser manejada con sumo cuidado. La recomendación inicial, es que debes usar guantes para su manipulación.

Si buscas en el mercado productos para eliminar la humedad, vas a encontrar una enorme variedad de opciones que contienen borato. Presta atención a las instrucciones para evitar inconvenientes durante su uso. Lo ideal es que agregues una cuarta  parte de borato por media de agua. Con esa mezcla, puedes frotar las paredes y superficies enmohecidas con un trapo.

Recuerda que deberás usar la protección adecuada no solo para tus manos, sino también para tus ojos. Ya que el borato puede expedir gases que pueden afectar la vista. Para remover la humedad en paredes soluciones caseras el borato es ideal. Solo utiliza un poco de boro, y el cambio será radical con el moho.

Promueve la Circulación de Aire

Tampoco es un remedio casero que requiere de algún producto, sino que debes recordar este consejo. Promueve la circulación de aire en toda la casa abriendo las ventanas y puertas. Así el aire puede regular de forma natural el nivel de humedad en el interior, sin mayor esfuerzo. Los hogares que se mantienen cerrados por mucho tiempo, pueden ver como las paredes o piso se recubre de moho debido a la condensación del aire.

No importa si es invierno o verano, puedes abrir todas las ventanas de la casa por unos minutos al día. Resulta funcional para quela calidad del aire mejor, y no se propague la multiplicación de hongos y bacterias. Quitar humedades en casa a veces solo requiere que dejes la puerta abierta.

Lo importante de esto, es que la corriente de aire puede secar la humedad en poco tiempo. No tienes que usar productos de ningún tipo, y tampoco gastar dinero. De ahora en adelante eliminar la humedad solo será abrir las ventanas, y dejar que el ambiente neutralice de forma natural este problema.

Enciende el Deshumidificador

Si el problema de humedad es bastante grande, antes de aplicar un remedio casero, debes pensar en encender el deshumidificador. Una de estas máquinas puede ser realmente práctica para equilibrar el nivel de humedad en el ambiente, y evita que las bacterias u hongos se reproduzcan en lugares potencialmente cargados con un mayor nivel de agua en el aire.

Si piensas en cómo quitar la humedad de una habitación, puedes adquirir un deshumidificador para acabar con el problema de raíz. Son ideales para casas de playa o que estén ubicadas en ciudades de clima húmedo. En la mayoría de casos, se puede usar en conjunto con algún producto que pueda disminuir o secar la retención de agua en el ambiente.

También, cuentan con filtros especialmente diseñados que purifican el aire. Así que no tienes que preocuparte por contraer enfermedades infecciosas o respiratorias debido a la humedad. Con un deshumidificador que puede regular la proliferación de microorganismos que sean potencialmente dañinos para tu salud. Adquiere uno de estos, y vas a poder eliminar la humedad casi de inmediato.

Separa los Muebles de las Paredes

Separar los muebles de las paredes, puede considerarse un remedio efectivo. Puede parecer algo simple, pero la verdad es que cuando el nivel de humedad es alto en un lugar, lo mejor que se puede hacer es mantener una distancia prudencial entre todos los muebles y objetos del lugar. Ya que la compresión en lugares donde se retiene líquidos, puede ser el sitio perfecto para que los hongos empiecen a reproducirse.

Al observar que la tela de los muebles empieza a oler mal, o que forman manchas oscuras sobre ellos, debes estar alerta. Pueden ser las primeras señales de que el moho está apareciendo. Para ello, puedes usar algunos productos indicados para limpiar los tejidos. O controlar la humedad en la casa.

Empieza por separar los muebles de las paredes, para no dar chance a que el moho o los hongos puedan aparecer. No es la solución definitiva para la humedad, pero sin duda puedes contrarrestar sus efectos.

Quitar Humedades en una Habitación

Lo primero que debes hacer para quitar la humedad de una habitación es limpiar a profundidad con agua y jabón. Puedes usar algunos ingredientes naturales adicionales como el vinagre o el bicarbonato para potenciar el impacto sobre el moho o las bacterias, y evitar que el problema se siga propagando por el resto de la casa.

Luego, identifica los lugares como paredes, segmento del techo o piso que tenga manchas que pueden indicarte la presencia de humedad. Y comienza a trabajar sobre ellas. Puedes frotar con cuidado y un cepillo de cerdas suaves. Poco a poco vas a eliminar la humedad en esas zonas, y las bacterias que puedan hacerte daño.

Jamás, ¡jamás! pintes con pintura las manchas de moho. No es para nada una solución efectiva, y vas a empeorar la situación. Ya que al recubrir con una capa de pintura, el moho continuará creciendo y se extenderá a una mayor parte de las paredes. Puede que soluciones estéticamente una de las desagradables consecuencias de la humedad, pero el problema seguirá por mucho tiempo.

Para deshacerse de la humedad en casa o en una habitación es específico, también puedes hacer uso de un deshumidificador. Es una alternativa rápida y efectiva para regular la humedad en el aire, y combatir las posibles bacterias presentes en el ambiente. Recuerda que estas pueden ser dañinas y toxicas en la mayoría de los casos. Y si ya sufres de alguna enfermedad crónica, debes alejarte lo más que puedas de una habitación húmeda.

Echa a la basura los objetos que ya puedan estar contaminados por el moho, y limpia muy bien la habitación por todos lados. Intenta abrir ventanas y puertas para que el aire circule correctamente y se sequen todas las superficies. De forma natural, el ambiente puede estabilizar el grado de humedad en el sitio y mejorar la calidad del aire que se respira. Pon atención a todos estos consejos y la habitación estará en mejores condiciones.

Pasos a Seguir si Encuentro Humedades

Antes de aplicar cualquiera de los remedios caseros recomendados para quitar la humedad, debes seguir una serie de pasos para combatir el problema desde lo más profundo, y evitar que continúe propagándose por toda la casa. Sigue los siguientes casos:

  1. Pide la inspección de un experto: Cuando detectes la presencia de humedad en tu casa, pide cuanto antes la inspección de un experto que pueda determinar el origen del problema. Bien puede tratarse de una tubería rota, de una mala impermeabilización o de la acumulación de agua en un lugar específico. Si es cualquiera de esos casos, o semejante, lo mejor es que repares el daño para evitar que el agua siga dañando la estructura.
  2. Corrige la avería estructural que ocasione la humedad. Si se trata de daños en las tuberías, reemplázalas cuento antes. Y verifica que no exista fuga de agua alguna. O cambia las losas que puedan estar dañada y que no tengan aislamiento, así evitas que la humedad se apodere de la casa.
  3. Impermeabiliza paredes y techo. Si tu casa no cuenta con una buena impermeabilización, lo mejor es que selles el entorno del edificio. La tierra puede retener grandes cantidades de agua que pueden ser absorbidas por el suelo de la casa, y dar presencia a la humedad. Lo mismo ocurre con el techo, durante época de lluvias puede mantener depósitos de agua que den lugar a filtraciones. Sí que debes resguardarte de usar solo materiales de calidad que puedan aislar la estructura de los efectos de la humedad, y promueva la aparición de moho en el interior.
  4. Limpia a profundidad periódicamente. Así puede detectar a tiempo la aparición de humedades. Y si ya hay presencia de hongos en paredes, techo y suelo, lo mejor que puedes hacer es limpiar a fondo para evitar que el problema se extienda. Usa productos especialmente indicados para ello, o emplea algunos de los remedios caseros que aquí te recomendamos.
  5. Utiliza remedios caseros para mejorar la calidad del aire. Puedes desde abrir las ventanas y puertas para permitir la circulación de aire, hasta colocar plantas por todos lados. Pronto vas a ver como los olores y la calidad del aire mejoran drásticamente. También puedes usar bicarbonato y dejar en pequeñas cantidades en lugares estratégicos para combatir la humedad.
Quitar las humedades en casa es muy simple, si se hace de la manera correcta. Para ello debes identificar el origen del problema, y después encontrar la mejor solución. Además, es importante que lo hagas a tiempo pues el moho y las bacterias derivadas de la retención de líquido en el aire, pueden ser dañinas para la salud. Empieza por quitar la humedad y mejorar tu calidad de vida casi de inmediato.
¿Te ha gustado el artículo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here