Remedios Caseros para dientes sensibles

 

La sensibilidad en los dientes puede convertirse en un verdadero problema para algunas personas, ya que les impide disfrutar de ciertos alimentos. O les genera una molestia constante al exponer la dentadura al frío. En cualquier caso, quienes sufren de esta condición tratan de conseguir alternativas para aliviar los dientes sensibles.

¿Tienes sensibilidad en tus dientes? Es momento de que conozcas algunos remedios para la sensibilidad dental que pueden ser verdaderamente útiles para que te sientas mejor. Aunque lo ideal es que visites al dentista para que pueda brindarte una mayor atención y te dé su opinión respecto a las causas que originan el problema.

Es terrible solo con acercar el helado a la boca o cuando respiramos apenas aire frío. Eso significa que ya los dientes han perdido la protección adecuada y la dentina que recubre la raíz de cada pieza se encuentra expuesta, generando dolor y molestia. ¿Lo has sentido? Entonces sí, sufres de sensibilidad dental.

Con los dientes sensibles remedios caseros puedes encontrar una solución temporal para que comer no se convierta en una tortura, o puedas degustar un helado sin inconvenientes. Para aplicar algunos de ellos solo necesitas de ingredientes básicos que puedes tener en la despensa de tu cocina. ¡Combate la sensibilidad y mejora tu calidad de vida!

10 remedios caseros para dientes sensibles

Los remedios para la sensibilidad dental que leerás a continuación representan un alivio para quienes sufren de este problema. Los desafortunados que padecen de sensibilidad, describen el dolor como una corriente eléctrica o incomodidad contante en la dentadura.

Eso es muestra de que las terminaciones nerviosas de los dientes pueden estar seriamente comprometidas. Debiéndose a lesiones o a la pérdida del esmalte dental que proporciona protección a cada raíz. Si esta descripción se ajusta a lo que sientes constantemente, entonces presta mucha atención.

Usa bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es para los dientes sensibles remedios caseros de los más efectivos. Si, el compuesto del bicarbonato puede alojarse en las cavidades o porosidad de los dientes que dan entrada a las terminaciones nerviosas. Así que puede usarse como una especie de bloqueo para que evitar sentir dolor.

Pero, ¿cómo utilizar el bicarbonato? Es bastante simple. En primer lugar, puedes mezclarlo en conjunto con tu dentífrico regular y cepillar suavemente los dientes con esta mezcla. ¡Cuidado! Si te excedes en el cepillado con bicarbonato puedes empeorar la situación, ya que resulta abrasivo para el esmalte. Solo queremos que recubra las áreas donde se necesita protección.

Segundo, puedes añadir una cucharada de bicarbonato de sodio a un vaso de agua y utilizarlo como enjuague bucal. Es una manera más delicada de que llegue a recubrir la dentadura y contrarreste los efectos de la sensibilidad dental.

Mastica cebolla

De seguro tu aliento no será el mejor, pero puedes eliminar toda la flora bacteriana que puede atacar las áreas sensibles que carecen de esmalte dental. Para aliviar los dientes sensibles y el dolor que puede producir, la cebolla es el ingrediente natural perfecto para sentirte mejor.

Se debe a que la cebolla tiene propiedades antibacterianas que contribuyen a regular la sensación de dolor y molestia. Para aplicar este sencillo remedio casero, solo tienes que picar un trozo de cebolla cruda y masticar por varios minutos.

Pronto vas a sentir un ligero alivio en tu boca. También, puedes colocar pequeños pedazos de cebolla entre los dientes y las encías y dejar por algunos minutos. De verdad puede ser muy efectivo para obtener mejoría.

Enjuaga tu boca con agua salada

Como si de un dolor de muela se tratara, el agua salada es funcional como uno de los remedios para la sensibilidad dental también. El sodio de la sal tiene efectos antibacterianos y antiinflamatorios, lo que puede disminuir la molestia producto de la sensibilidad en los dientes y encías.

¿Sientes mucho dolor al comer? Agrega una cucharada generosa de sal a una taza de agua caliente, y enjuaga cuidadosamente tu boca. Así vas a eliminar todas las bacterias y microbios que puedan empeorar el malestar, y dejas la molestia por lo menos momentáneamente. Ten en mente que si tu condición es crónica, lo mejor será visitar al dentista.

Frota tus dientes con aceite de canela

El aceite de canela no es de los ingredientes más convencionales que encontrarías en cualquier casa, pero sin duda sirve para aliviar los dientes sensibles. Principalmente porque la canela tiene efectos analgésicos que pueden neutralizar cualquier molestia o dolor. Puede encontrar este aceite esencial en tiendas naturistas o especializadas en ingredientes orgánicos.

Si después de forzarte a comer un helado o una sopa bien caliente no soportas el dolor, es momento de que emplees el aceite de canela. Toma una mota de algodón y humedécela de aceite, para luego aplicar cuidadosamente sobre cada pieza dental. Se va a sentir como un bálsamo cuando el dolor es incontrolable.

Utiliza un cataplasma de ajo

De los dientes sensibles remedios caseros que encontrarás, el ajo puede darte mal aliento pero al menos no vas a sentir dolor al masticar algo demasiado frío o caliente. La manera más efectiva de emplearlo, es hacer un cataplasma con varios dientes de ajo y aplicar sobre la dentadura.

Las propiedades del ajo incluyen efectos analgésicos y antibióticos, por lo que es utilizado para diferentes remedios caseros por sus enormes beneficios. Si de verdad quiere combatir la sensibilidad dental, prueba con este cataplasma de ajo.

Alternativamente, también resulta útil cuando masticas un diente de ajo en cualquier momento. Puedes emplearlo por varios días consecutivos para obtener una mejoría casi inmediata.

Cepilla con cuidado tus dientes

Muchas personas cepillan de manera brusca y fuerte sus dientes, creyendo que así pueden remover de mejor manera la suciedad. Pero todo lo contrario, solo deterioran el esmalte dental y promueven la proliferación de bacterias. El cepillado es un proceso que debe saber hacerse correctamente.

Primero, debes emplear un cepillo de cerdas suaves, lo suficientemente firmes para limpiar. Segundo, utiliza un dentífrico que no resulte abrasivo y puede dañar el esmalte. Consulta con tu dentista si no sabes qué marca o tipo de dentífrico adquirir.

Tercero, cepilla por el tiempo justo tu dentadura. Entre 2 y 3 minutos es suficiente. De nada sirve que cepilles por varios minutos, solo vas a debilitar su protección natural. No es un remedio, sino una forma de mejorar tus hábitos diarios para que no sufras de sensibilidad en ningún momento.

Aplica hojas de guayaba

¿Te parece extraño? La hoja de la guayaba es útil como ingrediente natural, ya que tiene efectos analgésicos y antiinflamatorios. Ya las abuelas lo recomiendan desde la antigüedad para el tratamiento de dolor de muelas, pero también sirve para combatir la sensibilidad dental.

Para aliviar los dientes sensibles, puede tomar un puñado de las hojas de esta planta y masticar por un largo rato, hasta que ya no sientas molestia alguna. Otra forma de utilizarlas, es enjuagando los dientes con su infusión y un poco de sal. Pronto estarás curado de esa horrible sensibilidad y todo el dolor que te produce.

Emplea jengibre y cayena

En combinación, ambos ingredientes pueden ser uno de los remedios caseros para la sensibilidad dental más recomendados. La raíz de jengibre tiene efectos antiinflamatorios, mientras que la pimienta de cayena específicamente contiene enormes cantidades de antioxidantes.

Su mezcla puede potenciar los efectos de uno y otro, y sirve para tratar la sensibilidad dental. ¿Estás cansado de no poder comer lo más te gusta por la sensibilidad? Con este remedio y su aplicación diaria, vas a lograr resultados satisfactorios.

Hierve ambos ingredientes naturales y deja reposar. Con la infusión vas a enjuagarte la boca cada noche por al menos un mes de forma continua. Este puede ser el remedio definitivo que te proporcione el alivio que tanto necesitas.

Regula el consumo de ácidos y azúcares

Los granos de azúcar de algunas golosinas y la acidez en determinados ingredientes, favorecen la erosión del esmalte dental. Si los consumes con frecuencia, es probable que ya sufras de sensibilidad, y muestres los primeros signos de esta condición.

Lo mejor que puedes hacer es regular su consumo y sustituirlos por otros elementos frescos y orgánicos. Durante la merienda prueba con algunas frutas que son beneficiosas para el organismo, y además fortalecen la dentadura. Y bebe mucha agua mineral. Eso será suficiente para que la sensibilidad no aparezca en ningún momento cercano.

Humedece tus dientes con extracto de vainilla

¿Te gusta la vainilla? Entonces es el momento de que la uses para combatir la sensibilidad dental. Al igual que muchos de los ingredientes que te hemos mencionado anteriormente, la vainilla aparece en esta selección pues tiene potentes efectos analgésicos que alivian cualquier dolor.

Es por ello que debes emplear su extracto cuando no toleres la molestia en tu dentadura, producto de la sensibilidad. Comienza por humedecer un hisopo con el extracto de la vainilla y aplica sobre cada uno de los dientes.

Después de un momento vas a percibir como ya no duelen, ni se siente esa molestia de electricidad en ellos. Si buscas remedios caseros para la sensibilidad dental, prueba antes con la vainilla.

Recomendaciones si sufres de dientes sensibles

Diversos estudios clínicos han demostrado que 1 de cada 8 personas sufre de sensibilidad dental. Y quien la padece, esta constantemente sometido al dolor agudo cuando se acerca alimentos fríos o calientes a la boca. Convirtiendo el hábito de comer en un completo infierno. Pero hay ciertas recomendaciones que puedes seguir si sufres de este tipo de sensibilidad.

Utiliza un dentífrico con fluoruro. En el mercado hay una enorme cantidad de opciones de dentífricos con fluoruro que puedes utilizar en el cepillado diario. Va a ser algo realmente útil, pues el esmalte dental está compuesto casi en su totalidad de fluoruro. Así que vas a reponer parte de esa capa que ya ha desaparecido en parte de la dentadura. Representa la protección que no tienes, necesaria para aislar las terminaciones nerviosas.

Bebe leche con mayor frecuencia. La leche contiene calcio en su composición química, lo que eventualmente es favorable para fortalecer las piezas dentales. Si bebes con frecuencia bebidas lácteas corres menor riesgo de sufrir sensibilidad, ya que el esmalte se mantendrá firme y fuerte. Y si no toleras los líquidos lácteos, siempre puede combinar con un poco de agua para disipar el olor en tu boca, y no sientas nauseas.

Recurre a tratamientos odontológicos. Si tu problema es realmente serio y la sensibilidad se torna crónica, lo mejor que puedes hacer es consultar con tu dentista sobre los tratamientos disponibles para combatir el problema. En primer lugar, hay sellador con flúor y otros elementos sintéticos para aislar los nervios de cada diente. De este modo ya no existirá más dolor.

Usa un protector bucal. Esto se recomienda cuando la persona sufre de bruxismo o rechinamiento involuntario de los dientes. Con el pasar del tiempo puede convertir en un problema, ya que es causa del debilitamiento del esmalte dental. Si consultas con un especialista, tal vez te recomiende un protector especialmente diseñado para las noches y no te preocupes por nada.

Los remedios caseros para la sensibilidad dental pueden ser eficaces al momento de brindar alivio. Sin embargo, pueden ser solo una alternativa momentánea si se trata de una condición más grave en tu caso. Por lo cual deberás visitar a un especialista. Como sea, ya sabes qué hacer cuando presentes signos molestos y quieras sentirte mejor de inmediato.

¿Te ha gustado el artículo?