Aborto Legal en Argentina 2018

 

Si, el aborto legal en Argentina es ahora casi una realidad. Y representa sin duda, un hito que ha sentado precedentes en una sociedad conservadora, que aún mantiene vigente una ley que penaliza el aborto en la mayoría de casos. Así que la introducción de un nuevo proyecto de ley representa por sí solo un triunfo para los derechos de la mujer argentina.

Es igualmente cierto, que se trata del séptimo año consecutivo en el cual el proyecto de ley del aborto en Argentina  era intentado introducir por las facciones políticas más liberales para su debate, y se logró. Sin duda es un año histórico para toda la población de ese país. Principalmente, porque la legislación vigente no se compagina con lo que las estadísticas reflejan anualmente.

Según datos proporcionados por el Ministerio de Salud de Argentina, el aborto es la principal causa de muerte materna en el país. Debido a ello, se han registrado más de 50.000 casos de mujeres que requieren de asistencia médica pública por interrupción del embarazo.

Pero apenas esos números son un esbozo de lo que representa el tema entre la sociedad, porque de acuerdo a un estudio del 2016, cada año se producen entre más de 370.000 abortos inducidos legales. Aparte de los más de 520.000 abortos inducidos no legales, que terminan en la criminalización de la mujer. Todas estas cifras reflejan que la población se inclina más hacia la despenalización del aborto que a otra cosa.

La ley del aborto en Argentina 2018 que hoy supone un triunfo para las mujeres y sus derechos, permitirá reformar la ley vigente de 1921 sobre la cuestión. Pero lo más importante, es que entre sus capítulos se aumenta el número de causales por las cuales se puede abortar y los tiempos establecidos para someterse a este procedimiento. Incluso, se derriba la barrera de las 12 semanas y se extiende la posibilidad de interrumpir el embarazo hasta la semana 14.

En el ámbito político, ya el presidente Mauricio Macri se comprometió a no vetar el proyecto de legislación aborto Argentina. Lo que suma más a la causa social. Ahora queda de parte del Senado de ese país la aprobación de dicho proyecto para que entre en vigencia y se derogue los basamentos retrógrados de la ley de 1921 sobre el tema.

Nueva Ley del Aborto en Argentina

El nuevo proyecto de ley del aborto en Argentina fue discutido y aprobado por la Cámara de Diputados en un debate exhaustivo que ha enfrentado a  las facciones más radicales del país sobre el tema. Peor se ha logrado un enorme avance en representación de los movimientos sociales y de los tiempos que corren.

El “Proyecto de Ley de Régimen de Interrupción Voluntario del Embarazo” pretende reformar la ley vigente sobre el aborto aprobada en 1921. La cual solo contempla como casos excepcionales y de legalidad para la interrupción del embarazo: la gestación producto de violación, para preservar la salud de la mujer o cuando se trate de un caso de abuso contra una persona con discapacidad.

Todo ello representa una limitante para la mujer argentina, pues lo que se considere fuera de esos tres escenarios cuenta con condena de cárcel tanto para la mujer, como para la persona que la asiste en el procedimiento. Abortar en Argentina no solo supone una preocupación física para la madre, sino también legal. Y son muchos los casos de mujeres que han presentado abortos instantáneos y han sido llevadas ante la justicia sin claridad de los hechos.

El nuevo proyecto de ley del aborto en Argentina 2018 en cambio, permite garantizar el derecho a la mujer de someterse al aborto bajo nuevas reglas de juego. Los legisladores lo que han buscado en primer lugar, es que se respete la libre elección de la madre para dar término a su embarazo, sin menoscabo de la causa de su decisión.

Con la nueva legislación aborto Argentina, la mujer puede acceder al aborto con su requerimiento incluso hasta la semana 14 de gestación (tercer mes de embarazo). Excepcionalmente, el aborto habrá de ser legal fuera de este plazo en los casos de:

1. violación y en el cual la madre dé su consentimiento para la interrupción;

2. de riesgo o potencial peligro a la vida de la madre;

3. en el supuesto de inviabilidad de vida del feto fuera del útero.

No solo incrementa el espectro de la legalidad de la figura del aborto, sino que también introduce el consentimiento informado. Por el cual la mujer debe dejar sentado por escrito antes de cualquier procedimiento, su aprobación. Solo ella podrá en cualquier supuesto, ejercer este derecho ante la correspondiente ley.

El aborto legal en Argentina 2018 y todo lo expuesto anteriormente es casi un hecho. En su debate en el Cámara de diputados, obtuvo el voto favorable de 64 diputados. Mientras que 57 se opusieron a la posibilidad de su aprobación. Por ahora, solo queda esperar que el Senado se encargue de su aprobación final para que entre en vigencia todo lo contemplado sobre el tema.

Mientras tanto, la posibilidad de abortar en Argentina es tangible. Sobre todo porque desde la presidencia del país, se ha asegurado no vetar el proyecto de ley. Y aunque las leyes  sobre la cuestión no reducen las tasas de muerte maternas, si amplían el campo de acción para que las mujeres puedan someterse a procedimientos seguros bajo observancia de los sistemas de salud y no recurrir a medios clandestinos que atenten contra su vida.

Cómo Abortar en 2018 en Argentina

Si bien es cierto que las encuestas señalan a que más del 55% de la población espera que se apruebe el aborto legal en Argentina de parte del Senado, aún es una causa punible en ese país.  Y si no se determina la espontaneidad o naturalidad del aborto en la mujer, esta y la persona que la haya asistido pueden recibir condenas variables hasta los 4 años de cárcel.

Solo en los casos en que el embarazo es producto de violación, representa un peligro a la vida de la madre o se trate de abuso hacia una mujer “idiota o demente” es posible el aborto legal. Bien se contempla no solo en la ley de 1921, sino también en la “Guía Técnica para la Atención Integral de los Abortos No Punibles”.

En la actualidad, los centros hospitalarios y especializados cuentan con diferentes guías y protocolos en los que se integran los basamentos de la ley vigente sobre el hecho de abortar en Argentina. Además de tratados internacionales sobre el tema y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En los casos en los casos que se determine que el aborto no es punible de acuerdo a la ley del aborto en Argentina vigente, se implementarán métodos como los siguientes:

Aspiración al vacío.

Es el método de interrupción del embarazo recomendado hasta la semana 12 como máximo (3er mes de embarazo). Consiste en una operación ambulatoria sencilla que no suele durar más de 20 minutos y que requiere de anestesia local. Luego, se procede a dilatar el útero, para finalmente introducir una cánula y extraer todo el contenido fetal por medio de una jeringa.

Dilatación y curetaje.

Por lo general, la dilatación y curetaje es la opción para terminar con el embarazo de las mujeres que se encuentran entre la semana 13 y 22 (4to mes de embarazo). Se basa en la dilatación del útero, para posteriormente raspar o remover de las paredes del cuello uterino el feto o contenido fetal en sí mismo.

Uso de misoprostol.

El misoprostol es un medicamento que contiene grandes cantidades de prostaglandinas y suele ser empleado para el tratamiento de úlceras o problemas gástricos. Pero también se conocen de sus efectos para producir dilataciones y sangrado uterino, por lo cual se emplea como un método de aborto más.

Bajo observancia de un médico, se emplean dosis adecuadas hasta generar el aborto. Se recomienda solo hasta la semana 12 (3er mes de embarazo), pero se analizan sus efectos en estados más avanzados (semana 15) probando con la variación de la dosis administrada.

Prostaglandinas en la vagina.

Al igual que ingerir fármacos con elevadas cantidades de prostaglandinas, es posible administrar el compuesto principal de forma directa vía vaginal. De acuerdo a la dosis recomendada y de manera repetida, es un método abortivo viable y seguro entre la semana 12 y la 22 (5to mes de embarazo).

Prostaglandinas amnióticas.

Parece una combinación del método anterior con el de las soluciones hipertónicas, pero en este caso lo que se administra al líquido amniótico son prostaglandinas. Estas actúan de modo que causan la descompresión y término de la coagulación sanguínea e impide la continuidad de la gestación. Solo es recomendable su aplicación hasta la semana 22 (5to mes de embarazo).

Soluciones hipertónicas.

Este tipo de método es administrado hasta máximo la semana 22 (5to mes de embarazo) y consiste en la inyección de suero fisiológico en el líquido amniótico, lo que produce la deshidratación de las células del feto, ocasionando incluso quemaduras graves. Se suelen administrar también otras sustancias con alto contenido en cloruro de sodio que produciendo el mismo efecto.

Con la potencial aprobación de la nueva ley del aborto en Argentina 2018, lo que se espera es que se mantengan vigentes los mismos métodos para la interrupción del embarazo. La actual guía para el tratamiento de los abortos no punibles fue actualizada en el 2015, y en ella se abarcan estas técnicas y otras para dar término al embarazo, con el de resguardar la salud de la madre.

Historia del Aborto en Argentina

La ley del aborto en Argentina o concerniente sobre el tema ha atravesado una larga y lenta serie de cambios, que se configuran desde 1886. Ese fue el año de inicio en que se integró la figura del aborto en el Código Penal vigente para entonces y se penalizaba en cualquier caso sin excepciones.

Pero no sería sino hasta 1921 cuando se dan los cambios definitivos al mismo Código Penal que aún rigen hasta la actualidad, y se espera que sean derogados por la figura del aborto legal en Argentina 2018. Los legisladores de aquel tiempo tomaron de ejemplo un anteproyecto de ley suizo del año 1916 para la redacción y parámetros fijados en las reformas al código.

Solo entonces la no punibilidad del aborto era viable en los casos de:

1. abuso o atentado contra el pudor de la mujer con discapacidad mental;

2. cuando se necesitase de un aborto terapéutico para salvaguardar la vida de la madre.

Era aún más restrictivo el Código Penal sobre la material que en la actualidad. Abortar en Argentina no fue ni era una opción.

Para fines de la década de los 60 y con la llama Revolución Argentina, se introdujo un decreto de ley que pretendía ampliar el Código Penal. Debido a ello se contemplaba la posibilidad de aborto en casos de que la madre corriese grave peligro y cuando el embarazo fuese producto de una violación. Sin embargo, estas pequeñas muestras de avance fueren derogadas tras el regreso de la democracia en 1973.

Con el pasar de las décadas, se ratificarían tratados internacionales sobre la materia, pero el Código Penal se mantuvo intacto. Con diferentes cambios que lo dejaron en su estado original, con o sin efecto del progreso logrado durante la dictadura. En 1990, la Argentina aprobó la Convención sobre los Derechos del Niño, texto que en su artículo 1 establece que se considera niño “el ser humano desde el momento de su concepción hasta los 18 años de edad”.

Ese mismo año, el Comité de los Derechos del Niño, sugirió al gobierno de turno reformar la legislación aborto Argentina, para que se pudiesen garantizar los derechos de las adolescentes y se les brindase un servicio de aborto seguro. Pero las sugerencias fueron ignoradas, y el avance sobre el tema fue minúsculo.

Las limitaciones hoy existentes y la criminalización de la mujer en detrimento de sus derechos aún se mantienen vigentes hasta que no se obtenga la aprobación definitiva de parte del Senado de la nueva ley del aborto en Argentina 2018. Por ahora, el Código Penal reformado en 1921 continúa rigiendo sobre la materia, pero se espera que hasta dentro de muy poco.

El debate en la Cámara de Diputados y la posterior votación, le dio el rango parlamentario suficiente para que el nuevo proyecto sea tomado en cuenta y pueda ser aprobado. El aborto legal en Argentina 2018 es una posibilidad que tiene a la nación divida. Los centros de poder conservadores contar los núcleos liberales reformistas tienen la tarea de defender sus posiciones, para mantener o relanzar a su país al siglo XXI.

En cualquier caso, es el mayor avance alcanzado en casi un siglo de historia contemporánea argentina y deja entrever la aceptación y necesidad de la figura del aborto dentro de la sociedad.

Estadísticas sobre el Aborto en Argentina

El movimiento del simbólico pañuelo verde hoy celebra que se haya podido llevar ante el Senado un proyecto de ley que permita el aborto libre, seguro y gratuito. Y es que bajo su campaña se aglomeran más de un centenar de organizaciones pro aborto, que conscientes de que el asunto se ha convertido en un problema de salud pública.

Y es que así lo ha hecho ver incluso el propio ministro de salud, Adolfo Rubinstein, quien está a favor de la despenalización del aborto. De acuerdo a las cifras emitidas por su ministerio, se considera el aborto como la principal causa de muerte materna en distintas regiones y provincias de la Argentina.

Anualmente se registran más de 50.000 casos de mujeres afectadas por interrumpir sus embarazos en centros públicos hospitalarios. Sin tomar en consideración los casos que son atendidos en el sector privado de la salud. De igual forma, en las estadísticas del aborto en el país hay que mencionar estudios de años anteriores no muy lejanos.

Como el propio informe emitido por la Dirección de Estadísticas adjunto al Ministerio de Salud en el 2016, en el cual se afirma que cada año se producen más de 370.00 abortos legales inducidos. Y más de 520.000 abortos ilegales en todo el territorio. Cifras que se evidenciaban como exponenciales, ya que la mujer al no tener la posibilidad de someterse a un procedimiento seguro, recurre a métodos clandestino que elevan las tasas de mortalidad.

En el mismo informe publicado y del cual se hicieron eco organismos como la CEPAL, se habla del establecimiento de una especie de mercado negro, en el cual un aborto clandestino puede ser cobrado hasta en más de 1.000$. Lo que obviamente no garantiza que sea practicado bajo condiciones de salubridad adecuadas o tenga garantía alguna sobre la salud de la mujer.

Pero no todo está dicho sobre el tema de acuerdo a las estadísticas, sino que también arrojan cifras para la aceptación del aborto legal en argentina 2018 entre la población en general. a principios de año, la prensa el Clarín hizo pública una serie de encuestas hechas a los argentinos, en los que se evidenciaba gran apoyo a la despenalización del aborto en casi todo el país.

Incluso, la consultora francesa IPSOS con sede en Buenos Aires y otros 27 países más, se encarga de realizar una encuesta anual sobre el tema. Para Argentina, de acuerdo a sus cifras y números, cerca del 74% de la población en general está de acuerdo con la despenalización del aborto. Aunque para los más conservadores todos estos datos y evaluaciones resultan muy generalizados y no reflejan la realidad de la nación.

Conclusiones

La aprobación del aborto legal en Argentina 2018 supone un enorme salto sobre el tema en un país cuya sociedad conservadora y estatista ha impedido que se logre mayores avances sobre el tema. El simple hecho de que el debate fuese aceptado finalmente dentro de la Cámara de Diputados dice mucho de los grupos políticos que rigen al país.

Luego de 7 intentos en la última década, hoy es posible afirmar que existe un proyecto de ley con rango y fuerza parlamentaria que será considerado por el Senado para su aprobación. No hay dudas de que es un enorme progreso en contraste con el Código Penal vigente, el cual solo estipula la despenalización del aborto en 3 casos excepcionales.

Y que además fue reformado y vuelto a cambiar desde 1921, pero aún mantiene los preceptos planteados del siglo antepasado sobre el tema. Se quiere de cambios que introduzcan a Argentina en el siglo XXI, que también tomen en consideración aspectos de de la sociedad actual y se considere la voz de los movimientos pro aborto impulsados.

La ley del aborto en Argentina 2018 pretende garantizar y proteger los derechos inherentes a la libre elección de la mujer y a su propia vida. Con la ampliación del tiempo para la interrupción del embarazo hasta las 14 semanas y la extensión del período para los casos excepcionales, se garantiza que la madre pueda tomar la mejor decisión sobre su salud y cuerpo.

Hay que resaltar también que durante la discusión sobre el tema en la Cámara de Diputados, se expusieron múltiples percepciones sobre el tema que reflejan la opinión de una provincia u otra. Pero pueden ser coincidentes incluso con los resultados arrojados por las distintas encuestas emitidas durante principios de 2018.

Hasta la postura del actual presidente Mauricio Macri expone que el progreso sobre la cuestión del aborto es irreversible. Su compromiso a no vetar la ley una vez aprobada, deja esperanzas a las mujeres que buscan o desean someterse a un procedimiento seguro en un establecimiento médico especializado.

Sin tener que ser criminalizadas, violentadas o expuestas a la justicia por decidir sobre su cuerpo y vida. Una nueva ley del aborto en Argentina 2018 es la oportunidad para disminuir las cifras de mortalidad materna y garantizar los derechos de la mujer argentina en general. Queda esperar el último paso de parte del Senado para que sea una realidad completa la despenalización del aborto en el país sureño.

 ¿Has encontrado lo que buscabas? Puntúa este artículo